Adiós para John Berger

Una de las noticias que siempre lamento saber es, cuando parten de este mundo, personas que les han dado tanto a la humanidad, a veces quisiera que se les atribuyera el don de la inmortalidad que han traído al mundo la luz por medio de sus talentos. Aceptar la muerte de alguien, es muy difícil, más cuando hay tantas personas queriéndoles.

En este caso la muerte del maestro John Berger, encabezan los titulares. A sus 90 años, deja de estar entre nosotros desarrollando una exitosa carrera polifacética como pintor, novelista, ensayista y cronista. Berger fue reconocido principalmente por su novela G., publicada en el año de 1972.

Como expresión del cine y el dramaturgo, logro encajar con sus obras más conocidas son El cuaderno de Bento, King, Con la esperanza entre los dientes, Siempre bienvenidos, Lila y Flag, The Seventh Man, Hacia la boda, Puerca tierra y Una vez en Europa. Si aún no conoces algunos de los frutos que ha dejado el maestro no es tarde para que disfrutes del privilegio de sus obras.

Parece ser tan injusta la manera en que se distribuye la vida, puedo parecer tan tajante con esta manera de pensar, pero a veces prefiero que se intercambie la vida y la muerte por esas que solo vienen a dañar lo que tocan, atraer maldad, lágrimas y sangre, como esos que roban y matan, y no personas tan llenas de luz.

Así como de muertes lamentables de artistas se van de nuestro lado, se llenan los noticieros cuando anuncian las estadísticas de personas allanando las propiedades de otras para apoderarse de lo ajeno, dejando en el proceso no solo las casas vacías, sino los cuerpos sin vidas, que si depende de los productos de una marca de fabricante cerrajero o no, esto no es lo importante es el desgate social en el cual estamos sometidos, es que nuestras vidas no deberían depender de cerrajeros economicos gava , oficiales de policías, o vigilantes, sino vivir libremente.

Beger logro realizar con mucho éxito obras como novelas, poesía, teatros, guiones cinematográficos, libros, entre muchas otras obras artísticas, que quedaran como parte del regalo de su existencia. John Peter Berger, no desperdicio sus vida, dio frutos dignos de ser recordados y aprovechados por la industria del arte, con respeto y altiveza.

No solo deja al mundo sus obras, sino que deja un legado a través de su familia. Producto de su relación con Beverly Bancroft, editora del Penguin Books, de la cual enviudo en el año 2013, nacen tres hijos: Jacob, director cinematográfico; Katya, escritora y crítica de cine e Yves, con profesión de artista. Berger le dedicó a su esposa el libro Rondó para Beverly, con dibujos de él mismo y de su hijo Yves.

A través de sus hijos, se seguirá percibiendo el arte, la educción, la cultura de hacer de lo bueno lo mejor. Sus últimos suspiros los dio en Paris donde murió el 2 de enero del presente año. Dios lo tenga en su santísima Gloria.