La verdad de la Seguridad

cerradura llaveUna cosa muy distinta es como se quiere proyectar y otra es como sus ciudadanos ven los que pasa dentro de un país. Los hechos deberían hablar por sí solo, pero para quienes se interesan en invertir en un país, la seguridad y la estabilidad de un estado es clave para asentarse en nuevas tierras. Si el motivo de trasladarse de su tierra natal es aumentar la calidad de vida, es lógico que a donde se dirige, se le pueda ofrecer lo que no consiguió en otro lado.

Desde el ojo de las noticias, se pueden percibir cosas que no tal como parecen, muchas veces son manipuladas con un fin político o de otra índole, pero no están fácil percibir para quienes no viven dentro lo que realmente pasa. En el caso particular de España, se han divulgado noticias donde se asegura que es un país seguro, que se caracteriza por ser una sociedad pacífica y sin violencia endémica. Si eso es cierto ¿de dónde proveniente la necesidad de cubrir servicios cerrajeros por robos y hurtos que se suscitan a diarios en la mayoría de sus entidades?

Una tierra de profesionales cerrajeros, no debe haber sido por ser tan pacifica como profesa, es cierto que existen países en donde el índice de criminalidad es mucho mayor e incluso alarmantes. Pero esto no quiere decir que sea una tierra paradisíaca donde se puede vivir con las puertas abiertas porque nadie atenta contra nadie. Sin embargo un estudio de tales flagelos se puede afirmas que las acciones de delincuencia y vandalismo, en su mayoría de ellas se sitúan en el sur, con siendo las poblaciones de Sevilla, Málaga y Córdoba las mayores víctimas.

Algo muy curioso que leí en esta noticia fue que relacionaban la inseguridad como un problema de percepción. Según las declaraciones, el asunto es que el nivel socioeconómico es inversamente proporcional a esta percepción; se asegura que a un mayor nivel pudiente, menos delincuencia percibida. Es decir que mientras más dinero tengo menos percibo a los delincuentes o menos me siento víctima de ellos. Es una afirmación algo curiosa ¿no les parece?

Lo cierto es que con tanto estudio, con tantas afirmaciones, es muy difícil percibir en donde está la veracidad de los hechos. Si es que ahora el tamaño de los barrios, la movilidad residencial, los procesos de desintegración familiar, el ruido y suciedad del entorno influyen en la percepción de la ciudadanía. Ya no es que estamos en un riego inminente, es que solo percibimos que estamos en riesgo, pero no necesariamente es así. No hay que dejar de tomar las medidas necesarias para mantener nuestras propiedades bajo una mayor protección, cuidarnos y cuidar nuestras familias de posibles ataques criminales.

Las noticias a veces no son lo que parecen, muchas veces juegas a dispersar los pensamientos de la sociedad, cada quien está en su derecho de tomarla como verdad o desecharla como una simple opinión, cada quien juzgue y crea lo que le haga más feliz, yo seguiré siendo crítico con lo que oigo y veo.