Los fenómenos estelares naturales y periódicos causan fascinación entre el ser humano, por alguna extraña razón nos deleitamos al ver la cielo, quizá porque creemos que allí afuera hay algo más allá de lo que conocemos.

Lo cierto es que no terminamos de escuchar las noticias de algún fenómeno estelar cuando ya ponemos la mirada al cielo y nos dedicamos a escrutarlo, aunque muchas veces el escrutinio es más sencillo que en otros casos.

Este mes ha sido importante para el cielo, pues cavamos de vivir el fenómeno de la súper luna, en el que podíamos ver a la luna un poco más grande delo habitual, pero no es solo la luna quien se lleva toda la atención.

Desde inicios de octubre y hasta noviembre se ha anunciado una lluvia de estrellas de las Oriónidas, como consecuencia del paso del cometa Halley muy cerca de la tierra.

La verdad es que es todo un acontecimiento pues se prevé que pasen muchas estrellas fugaces en un corto periodo de tiempo, de hecho, se dice que la visión de este fenómeno va a ser tan fácil que no vamos a necesitar un telescopio.

Ahora bien, no es tan fácil como dicen ver la lluvia, pues por el mismo efecto de la luna, se puede dificultar un poco su visión, claro si deseas ver la lluvia de estrellas deberás estar toda la noche observando al firman neto a ver si tienes suerte.

La verdad es que no cuesta nada intentarlo, quizá en una de esas eres testigo de un gran espectáculo que no se repite en muchos años.