Los estudios no se detienen, ahora la comunidad científica ha dado con un hallazgo que puede preocupar a algunos. Esta vez en la Universidad Tecnológica Lawrence en Michigan realizaron un estudio que estudió la transformación en las letras de la música popular durante los últimos 70 años.

 

El resultado mostrado por los estudiosos apuntan a que las expresiones ligadas a la ira y la tristeza en los diferentes géneros de la música popular han incrementado con el paso del tiempo, por otro lado, las letras enfocadas en alegría e ilusión disminuyeron en el mismo tiempo.

 

Descubrimientos que generan inquietud

 

Dicho hallazgo es relevante porque se refiera a la música que más aceptación tiene en la sociedad, figuran los géneros como el pop, pero también otros como el rap, el rock e incluso la música electrónica. La regla general en estos campos es decantarse hacia expresiones tristes y melancólicas.

 

Para el estudio se analizaron las letras de las canciones pertenecientes al ranking Billboard, que incluye entre sus números los 100 discos más vendidos en Estados Unidos y que abarca las diferentes preferencias de los consumidores de música.

 

Los resultados parecen evidenciar que durante la década de los 50’ fueron pacíficas, hasta la época de los 80’ en donde se notó un incremento de la ira que solo fue interrumpido por 3 años de pasividad  desde el 82’ hasta el 84’. Para los 90’ las letras mostraron más enojo aun.

 

Otras emociones como la tristeza, el disgusto y el miedo también se destacaron en un aumento al menos en lo que respecta a los últimos 66 años, aunque estas no han mostrado tanto avance como la ira. El miedo, por otra parte, aumentó durante los 90’ comenzando a disminuir desde el año 2000.

 

No solo la letra ha cambiado, también el tono

 

El tema preocupa debido a la relación entre la música y los sentimientos de la sociedad, si los cerrajeros varían en su ánimo es probable que no cambie su servicio y por tanto no pase nada, pero la música es diferente. Los tonos son otro factor que ha variado con el paso del tiempo, a pesar de que el cambio en los géneros en sí mismos no son marcados, es decir que estos no han cambiado en su esencia, el cambio fue en las preferencias hacia la música.

 

¿Una sociedad triste y enfadada?

 

En conclusión el sentimiento que más ha crecido entre las canciones es la ira, el miedo, la tristeza y el disgusto. Como el estudio cubre las canciones de mayor éxito o popularidad no refleja el gusto de los artistas sino las preferencias del público, razón por la cual ahora abundan letras tristes. Aun así las canciones de alegría siguen contando con gran aceptación.

 

Estos resultados apuntan a que la prevalencia de las canciones alegres ha decaído. Tras el análisis de más de 6000 canciones, también se determinó que en las letras actuales se menciona más al “yo” del autor, y cada día disminuyen más los temas que hacen referencia a la interacción con otros.

 

El uso de términos con connotaciones negativas o agresivas también incrementó considerablemente, según los autores la música ha emprendido un camino hacia áreas más oscuras, más tristes y en parte lo atribuyen al contexto social que vivimos en la actualidad.